Edenes

Publicado: septiembre 4, 2011 en Mis Poemas

Mis ojos fueron dejando espejos,

cristalizando tu rostro en mi mente,

irán dejando cicatrices,

donde los sonidos no existen.

 

Las voces y las miradas

que ajustaban la iluminación

de ese quien se ama.

 

Se disuelve,

se hierve en el volcán,

que desvanecé y se pierde.

Todo es una parte

de diversos cristales

de mi memoria.

 

Donde se incrustan,

la voz sin eco,

el tacto sin haberlo conocido,

el susurro sin haberlo realizado.

 

Dentro de mí sé turbia las imágenes del tiempo,

mientras tú queda petrificado dentro

de mi espina dorsal y mi cuerpo.

 

Por Maileen Torres Rodríguez

4 de septiembre de 2011.

Imagen de Anny Díaz

República Dominicana

Es un vacío donde se transmuta alegría
Es un hueco donde se ahoga el sentido
Es un orificio donde el amor no rebusca
Se busca entre precipicios de los infiernos
Es una mística agonía donde todo es y nada se encuentra
Eres tú quien penetra la daga, brotando la sangre que no es paciencia.
Soy yo, clavada en su bruma
Donde las conciencias estallan en su locura interna.

¡Quién habla!
Entre esas voces del silencio.
Petrificando la piel
El tacto se pierde en su atardecer.
Los quebrantos del viento gritan
Multiplicándose en los huesos
Y entre ejes del querer
Entre las voces del silencio.
¡Quién habla!

Por:
Maileen Torres Rodríguez
08 de agosto de 2011

Entre los sonidos del silencio.

Publicado: agosto 6, 2011 en Mis Poemas

Maileen Torres Rodriguez

El y yo

Entre los sonidos del silencio.

En las noches cuando creo que todo ya cansa para dormir
Aparecés tú en la línea brumosa de mi mente
Es el reflejo de ese rostro triste que se esconde a los ojos de los ciegos.
Algo dentro de ti llama mi alma, y la conciencia del corazón se exalta.
Buscándote entre caliginosas calles donde la luz de la luna no alcanza.

¿Estas hay?
¿Quién busca de mí, entre las paredes de mi alma?
¡Háblame para que mis oídos reconozcan tu voz!
¡No te esconda entre la sombra de mi cuerpo!
Te has olvidado, de donde soy,
Sube la mirada y encuéntrame
Te espero aquí, nunca me he marchado
Estoy aquí,
Hola,
¡Estás ahí!

¡Y el silencio prevalecé!
Entre las miradas sigilosas
No responde nada, sólo el pensamiento
Traspasa las pupilas de esta ventana, de mis ojos

Y te encuentro
Donde nadie esta
Donde la sangre brota sin para
Donde todo muere, cuando hay vida
Donde la depresión te pinta la fosa descubierta

Y te siento
Cada suspiró que da tu cuerpo
Cada quejido de dolor que emerge en ti.
Cada fingimiento de alegría que das
Para opacar la despellejada agonía

De perderte entre los muraros irónicos
Que destella la vida
Y te detienes brevemente en mi silencio
Buscando la voz, que te llenaba de un indescriptible amor
Pero te alejas entre las cordilleras
Que devora ese acongojado rencor.

Y te pierdo, entre las oscuras partículas del tiempo
Más sin embargo tú alma busca
Entre los sueños
Que construye la bruma de los recuerdos
¡Estas!
¿Quién invoca el rimbombar del corazón?
No te atesores en el silencio.
Aquí estoy, háblame…

Por Maileen Torres Rodríguez
06 de agosto de 2011.

Consejo místico

Publicado: julio 31, 2011 en Mis Poemas

Funde tu mente con la luz de la luna
por la noche
y lava tus tristezas en sus rayos.
Siente cómo su mística luz se difunde silenciosamente
sobre tu cuerpo,
…sobre los árboles
y sobre las vastas llanuras.
Détente en un espacio abierto,
con los ojos relajados,
contempla el tenue fulgor del horizonte,
más allá de los límites del paisaje iluminado
por esa luna que está sobre tu sombra.
Deja volar los pensamientos
con el constante batir de tu fuerza interna
y relajate aquí en mis manos,
en mis brazos…
Seré ese aire acariciándote en todos lados,
donde se oculta la incomodidad
que te dejó ese agonizante día.

por Maileen Torres Rodríguez

Besos y abrazos de paz.

Publicado: julio 21, 2011 en Mis Poemas

Me concentro a la mirada de tus ojos,

revelas miles de pasiones,

entre ellos solo existe un mito,

no es para todo saber,

más que tu corazón lo exalta,

es tuyo nadie lo posee.

Concentra la mirada de tus inquietos ojos,

en el punto medio del entrecejo.

Sumérgete en la sagrada estrella de la esperanza.

Trasmite una y otra vez pensamientos de amor

a tus seres querido, tanto a los que están

todavía en este mundo como a aquellos

que se han marchado ya, revestidos de luz,

es tú luz la que alumbra el presente,

es la luz del pasado la que sostiene tu alma…

Besos y abrazos de paz

Por: Maileen Torres Rodríguez

21 de julio de 2011.

Imperfecto

Publicado: julio 11, 2011 en Mis Poemas

Imperfecta
son las letras que llegan de su alma.
Nadie dice lo bueno, miran siempre el defecto ajeno.
Y si llora el rio de arriba asía bajo, ¿será feo?
O sólo es el defecto de sentirse alto.
Si cae lluvia desde el suelo, ¿será fango?
O es sólo el reflejo causado por los muertos.

Desecharé de mí todo desaliento
Y realizaré un mito desde el viento
Sentiré la presencia divina a través del espejo
Que surge en tu cuerpo, hasta que finalmente
Él se manifieste por encima de lo eterno.

Imperfección, ¿quién es perfecto?
Cuando es sólo el cristal
Que refleja lo incierto…

Por
Maileen Torres Rodríguez
11 de julio de 2011

Busco sonreír…

Publicado: junio 25, 2011 en Mis Poemas

Busco sonreír…

No puedo sujetar las estrellas
Retumban sobre mí
Cayendo todas de repente
En un hueco colecto el polvo
La mojo con mis lágrimas
En un plato las trasfiero
Eh Creando una masa

La exprimo
La estiro
La corto
La frito
En aceite girasol

La como para que su brillo
Y el sol criollo me dé luz
Para poder una vez y por todas, sonreír
Detrás de mí hacia lo imposible
El mar habita, había roto los territorios
Con las olas de hielo
La entero en mi pecho
Y sangro

Porque no existe sol
Porque la noche es oscura gris
Porque las estrella explotaron sobre mi garganta
Porque te fuiste
Porque no me hablas
Porque no estoy
Sobre la roca de sus ríos

Y muero
Sin ver tus ojos
Tus labios
Y tu cuerpo
Suspiro fuego
Quema mi cuerpo
Sobre el recuerdo rustico
Que provocaron las carisias
Sin voz y sin tiempo
Sin rutina
Sin sabor amargo
Solo busco
Una sonrisa
Donde exista lo que tengo
Lo que queda
De esta
Mi angustiada vida.

Por Maileen Torres Rodríguez
25 de junio de 2011